Suiza, Impresiones de un Pais. Interlaken y Trummelbachfalle

 

La propiedad intelectual, tanto de los textos como de las fotos, pertenecen al autor, por lo que está prohibida la reproducción total o parcial sin expresa autorización

AUTOR:  José Enrique González (www.JoseEnriqueGonzalez.com)

Agosto 2.013


Haz clic en una imagen para ampliarla.


 

 


 

 

Esta ciudad es una comuna suiza, perteneciente al cantón de Berna, se encuentra situada en la Suiza Central, próxima a los Alpes y atravesada por el río Aar.

 

 Es un punto
interesante para centrar los distintos recorridos por las inmediaciones, aunque la principal atracción sigue siendo la montaña de eternas nieves con su pico Jungfrau con sus 4.158 metros de altura.

    

 

En una de nuestras paradas para relajarnos contemplando el sereno paisaje de los lagos y las montañas, coincidimos con un coche de Google Maps!

    

Las calles, los edificios y todo en general, está cuidado al extremo, con flores por todos sitios y, cuando se mira hacia las cumbres nevadas, parece que uno es participe de una postal, florida y colorista.

 

Las innumerables cataratas brillan en las montañas, algunas tan altas que calculamos unos 300 metros.

   

    

CATARATAS DE TRUMMELBACH.-

 

 Su nombre proviene de la palabra traducida "trueno" por el estruendo que en su caída, produce el agua del deshilo y los trozos de rocas que se desprendían para
horadar la montaña en busca de la salida natural del agua.
Estas cataratas están formadas por el deshielo de tres glaciares provenientes de tres montañas próximas que rondan los 4.000 metros cada una, cuyo conjunto forma parte del patrimonio de
la UNESCO.
El acceso se realiza mediante escaleras talladas en la roca para acceder a un funicular que se desliza por dentro de la montaña, en un ascenso de mas de 100 metros. A partir de este punto
los desplazamientos son por mas escaleras.
El volumen de agua es impresionante, pues circulan 20.000 litros por segundo, arrastrando con ellos otros 20.000 toneladas de detritos.
 

 

En nuestra visita contemplamos 10 saltos desde distintos puntos de vista conectados por escaleras talladas en la roca, algunas interiores, donde dado la humedad y la corriente de aire,
la temperatura baja mas de lo deseable, y otros tramos que se sitúan en el exterior.
El ruido es ensordecedor, las salpicaduras son frecuentes y el espectáculo sobrecogedor por su grandiosidad, estruendo y volumen constante de agua tallando en su camino, la montaña.

   

    

 

     

Así sentí Interlaken

 

 

IR AL INDICE                                     PARA ESCRIBIRME  

AUTOR: José  Enrique González

 

 

contador de visitas
contador de visitas