Rusia, impresiones de un País. San Petersburgo

 

Impresiones de un lugar que no conocí.

 

La propiedad intelectual, tanto de los textos como de las fotos, pertenecen al autor, por lo que está prohibida la reproducción total o parcial sin expresa autorización

AUTOR:  José Enrique González  (www.JoseEnriqueGonzalez.com)

Agosto 2.008

 

Haz clic en una imagen para ampliarla.


 

      

 

 

   Si pensamos en una ciudad cargada de historia, monumentos, palacios, conservadora de la tradición y llena de recuerdos, con un trazado urbanístico lleno de belleza y armonía y que ha conservado su espíritu a través de los cambios de épocas, de los económicos y los políticos, tenemos la incomparable ciudad de Petrogrado, o Leningrado o con su nombre actual San Petersburgo.

 

   La ciudad de Pedro el Grande es hoy una ventana rusa abierta al mundo, pero no podemos olvidar que su construcción supuso un faraónico esfuerzo, ya que se proyectó en una zona de pantanos de climatología bien adversa, por lo que no sólo se quiso fundar una ciudad, sino la realización de una idea de ciudad, una idea con diseño de gran ciudad europea y situada en las Rusias, sirviendo de nexo de comunicación entre distintas ideologías y costumbres.

      

   Toda la ciudad se construyó en el mismo momento histórico, y fue realizada, diseñada y decorada íntegramente por arquitectos y artistas de Holanda, Italia, Francia e Inglaterra, asignándose a cada profesional, la responsabilidad de un barrio o sector para la realización de su gran obra.    El resultado de tanto esfuerzo fue una ciudad con magníficos parques, jardines, grandes edificios y palacios para la corte y para los nobles, extraordinarios museos, majestuosos templos, monumentos y una gran cantidad de artísticos puentes que facilitan la comunicación entre las 42 islas sobre las que se encuentra construida esta ciudad, y que llegan a ser monumentales sobre todo los que atraviesan el río Neva, y que le dan a esta ciudad el carácter de  museo al aire libre.   Hoy en día alcanza los cinco millones de habitantes.

                         

   Su cielo suele tener un carácter triste al atardecer y sobre el mismo se recortan las agujas doradas de tus múltiples torres, elevándose hasta el cielo para no perder la integración de lo material con lo espiritual.

 

  Asomándose al gran río, nos encontramos con el famoso museo Hermitage, anterior residencia de los zares, y que en la actualidad esta constituido por seis palacios unidos, varios de los cuales  fueron realizados expresamente para albergar cierta colección de obras de arte, y que se fueron uniendo a las existentes.

        

   Uno de los monumentos mas conocidos y visitados, es la gran Catedral de San Isaac, con su espectacular cúpula rodeada de otras secundarias, bajo cada una se encuentra una capilla, siendo capaz de albergar en su interior unos 14.000 personas.

              

   Una de las excursiones que mas nos gustó fue un crucero por los canales y los ríos Moka y Neva, ya que la parte fluvial de esta ciudad alcanza los 300 km. apreciando la ciudad desde otra perspectiva y de una forma relajada, así vimos numerosos palacios, como el de los Principes Yusupov, donde encontró la muerte el conocido Rasputin, o la casa palacio donde se diseñó por primera vez los famosos “ filetes Stroganoff”, que llevan el nombre del noble que se vio en apuros al recibir mas invitados de los esperados y tener que diseñar este plato de carne sin cocinar, muy aliñada y que se toma fría en pequeñas tostadas, para poder complacer a todos y salir airoso de la delicada situación.

 

   La vista de la catedral de San Isaiac, construida en 1.858 y que es una de las mayores del Mundo, es muy especial y no nos cansamos de sacar fotos desde distintas perspectivas.

 

   También tuvimos la ocasión, tras aproximarnos al malecón de Pedro, de ver el  magnifico edificio de la Escuela de Marina, delante del cual se encuentra atracado el famoso crucero “Aurora” que es el barco de guerra que empezó La Revolución Rusa, la Revolución de Octubre, al disparar un cañonazo sobre el Palacio de Invierno el 25 de Octubre de 1.917.

                        

 

   Por estas fechas la ciudad pasaba por una etapa de grandes huelgas y dificultades, mientras tenía lugar la primera guerra mundial, y perdió la capitalidad de la nación, devolviéndosela Lenin a Moscú.   Durante la segunda guerra mundial, San Petersburgo fue asediada y pudo ser destruida totalmente por las bombas alemanas.

              

   Atravesando el río Neva que tiene vistosas fuentes que lo decoran con altos chorros de agua que se semejan a esculturas en el río, se encuentra la isla Vasilievski donde está la Universidad donde trabajó el conocidísimo químico Mendeleyev, descubridor de la tabla periódica de elementos.

 

  El pequeño crucero está animado por un grupo que nos deleita  A viva voz,  con canciones rusas clásicas que nos hacen estremecer y con piezas típicas de los cosacos.

   Para entrar en ambiente  nos sirven en las mesas  vodka muy fría, champagne y canapés de caviar.

 

                 

   Sus numerosos palacios, parques, catedrales, puentes, etc. hacen que San Petersburgo sea una de las ciudades mas interesantes de Europa, destacando por su calidad y renombre internacional uno de ellos, que es el Hermitage, un colosal museo compuesto por seis palacios, uno de ellos es el Palacio de Invierno de los zares, que albergan una interminable colección de obras de arte única en el mundo, fruto en gran parte, de las colecciones privadas de los zares y de adquisiciones de los mismos, en épocas de baja economía en Europa, y que fueron necesitando espacio para exponerse, por lo que se fueron agregando palacio tras palacio, hasta constituir el mayor museo del Mundo, conteniendo obras de los más conocidos artistas como Leonardo, Ticiano, Rubens, Monet, Van Gogh, Picasso, Rafael... en el que dicen, se tardaría en visitarlo completo, dedicando un solo minuto a cada obra ininterrumpidamente, la friolera de 12 años.

                    

   Este inigualable museo, aparte de las obras que cobija, unos tres millones, constituye una obra de arte en sí, debido a su espectacular arquitectura y a la grandiosidad de su decoración, donde hasta los suelos, originales, son de marquetería en la que se utilizaron diferentes tipos de maderas para producir los efectos de color.

       

   La instalación de estos trabajos en madera pueden tener su fundamento en la afición que tenía el zar Pedro el Grande, por los trabajos de carpintería, y que lo llevaron a hacer muchos viajes, de incógnito, a Holanda para aprender las técnicas de este oficio que tanto le apasionaba.

         

   Lamentable es que se siga pisando estos artísticos suelos por los incontables visitantes, pues no se encuentran protegidos ni hay pasillos alfombrados para el paso a través de las diferentes salas  de exposiciones.

                       

   Un edificio emblemático de esta ciudad, aparte el internacional Hermitage, es el primero que se construyó al comienzo del colosal proyecto, y es la fortaleza de Pedro y Pablo que en una época llegó a ser una prisión política en la que estuvieron personajes tan conocidos como Dostoevsky, Trosky e incluso Alexey el hijo del zar Pedro.

 

En las proximidades de San Petersburgo, a unos 35 km. Se encuentra un palacio del siglo XVIII con un porte impresionante unos magníficos  jardines, se trata del Palacio de Catalina, de estilo barroco proyectado y dirigido por Rastrelli.

                 

   El edificio tiene una fachada de 340 m. y están decoradas con atlantes, columnas y grandes ventanales, para los que se recurrió al ya característico contraste de colores del barroco ruso: azul, blanco y dorado. Es un palacio quizás demasiado recargado, pero que no deja de ser espectacular en todos los sentidos.

 

   El interior del palacio no es menos majestuoso, sobresaliendo el salón Dorado, decorado con espejos, candelabros y una intensa y barroca decoración en dorado, presidido todo por el magnífico plafón del techo, obra de Valeriani, titulado El Triunfo de Rusia.

             

   Otras estancias son igualmente artísticas, cada una única en su género y sin igual, pero la mas especial podría ser la Sala de Ámbar, que estaba decorada con planchas de ámbar que pesaban 800 kg. Cada una, regalo del rey de Prusia a Pedro I después de que este quedara prendado de Charlottenburg en Berlín ( ver: http://geo.ya.com/webjoseenrique/Berlin.%20P.%20de%20Charlottenburg%20(web)/index.html ) .

 

   Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis se llevaron los paneles, siendo varias las hipótesis de su destino, incluyendo una que contempla su destrucción.

 

   Los jardines son de una gran extensión, y se podrían calificar en dos grupos, el parque francés, anchos paseos y trazado geométrico, y el parque ingles, respetando e imitando a la naturaleza.

   El Parque está salteado de pequeños pabellones, cada uno distinto y con un significado, las fuentes son escultóricas, y las láminas de agua o la gran piscina construida para disfrute de Catalina, son de dimensiones espectaculares.

 

   La cascada de agua o fuente del ajedrez, es espectacular, realizada en mármol blanco y negro, y bordeada de esplendidas esculturas con elementos dorados de una gran riqueza y espectacularidad.

 

   También se conservan zonas en las que Pedro I El Grande, se divertía, pues bien al pasar las personas por un determinado lugar, hacían saltar un resorte que ponía en funcionamiento surtidores de agua que impresionaban y mojaban a los invitados.   Lo mismo ocurre en una glorieta en la que árboles y arbustos son artificiales, y eran para el mismo fin, proyectándose múltiples de chorritos de agua para sorprender al público.

 

   La cocina rusa es muy variada y sabrosa, y muchos de sus especialidades tienen muchas calorías, debe ser consecuencia de la climatología y de los trabajos de las gentes del campo.

   Nos llamó especialmente la atención una sopa de color rojizo, de origen ucraniano, y cuya base es la remolacha, además de patatas, col y carne.

   Un plato que no suele faltar en las fiestas, es una especie de “ensaladilla rusa” pero que la llaman “ensalada Olivié” considerada de origen francés.

   Los platos de carnes y pescados son bastantes variados y muy bien condimentados, y suelen acompañarlos de alguna verdura y patatas preparadas de diferentes formas.   Es frecuente agregar a las patatas, ensaladas, sopas, etc. Nata agria.

   Las empanadas rellenas de col, carne, pescado, patatas, etc. Y en sus variedades dulces, con mermeladas, albaricoques, etc. Son muy apreciadas, y constituyen platos principales en una buena mesa.

 

  En San Petersburgo es frecuente que se consuman los conocidos Blini, que sería el equivalente a las hamburguesas de otros lugares, son rápidos y baratos, y que se sirven con mantequilla, nata agria, miel, etc. Y están rellenos de muy diversos alimentos como carnes, patatas, manzanas, requesón, etc.

 

   Punto y aparte merece el famoso caviar ruso, en sus dos variedades, siendo casi imprescindible el adquirir el negro (beluga) en las tiendas oficiales, en sus diversas calidades.   Hay muchas falsificaciones que te las venden desde la calle, hasta los maître de los hoteles.

 

   El caviar rojo, que es de salmón, es mas popular y se puede comprar a precios muy razonables, en los supermercados, y es posible comprarlo al peso, es de intenso sabor y exquisito paladar, especialmente si antes de tomarlo, se ha “purificado” el paladar con un buen trago de la bebida nacional, el vodka helado.

 

   También es muy popular la cerveza, los vinos con sabores predominantes tendiendo al vino dulce, el té  y ahora se están poniendo de moda las bebidas refrescantes de cola.

                          

  El último día en San Petersburgo, después de las visitas programadas, paseamos por la zona centro recordando lugares visitados en nuestro anterior viaje y realizando las compras de recuerdos para llevar, la noche avanza y los edificios comienzan a iluminarse potenciando la belleza de las grandes construcciones y el encanto de esta inigualable ciudad.   A medianoche tomamos el autocar para dirigirnos al barco, aprovechando el trayecto para descansar, pues tras la llegada nos reuniríamos con los compañeros habituales para tomar unas caipiriñas y comentar las incidencias y visitas del productivo día.

 

 

 

 

C O I N C I D E N C I A S:

    1)

     Durante el paseo por la calle Nevsky, una de las mas populares de la zona centro,  concurrida y recorrida por miles de personas, nos sorprendió volver a encontrarnos con la compañera de trabajo, que ya no volvimos a ver en el barco, ni la volvimos a ver mas hasta despides de las vacaciones, ya en nuestra ciudad.

    Nos saludamos y dirigimos a nuestros respectivos autocares por  ser ya medianoche, y tener que regresar al barco.

 

   2)

    En la visita al Hermitage, estando concurrido por miles y miles de personas del mundo entero, oigo una voz que me es familiar, mi mente la analiza y recuerda la de una guía rusa que tuvimos en nuestra anterior visita que realizamos en el año  2.006 ( ver: http://geo.ya.com/rusia20062/Rusia,%20impresiones%20de%20un%20Pais.%20San%20Petersburgo(A)/index.html ) .

   Miro y no soy capaz de reconocer el físico y menos recordarlo, por lo que localizo a mi esposa y se lo comento.

   Casualmente, entre las masas de turistas una persona dirige un grupo pasando detrás de nosotros, se fija y, efectivamente era la que fue nuestra guía por un día en el viaje anterior, nos dirigimos a ella que, en primer instante queda perpleja, pero que en pocos segundos se acuerda de nosotros, incluso de la mayorista por la que viajamos en aquella ocasión.

   Muy poco expresiva, nos saludamos y recordamos algunas cosas de la anterior visita y quedamos impresionados de volver a ver a una persona rusa, en el museo mayor del mundo, entre miles de personas y con mas de dos años de distancia en el tiempo.

 

 

    

 

Así sentí Rusia, así sentí San Petersburgo

 

 

 

IR AL ÍNDICE                        PARA ESCRIBIRME     

          VER ÁLBUM 1 FOTOGRAFÍAS                             VER ÁLBUM 2 FOTOGRAFÍAS          

 

AUTOR: José  Enrique González

 

 

contador de visitas
contador de visitas

www.estadisticas-gratis.com