Lanzarote, impresiones de un País. Arrecife y Timanfaya

 

 

La propiedad intelectual, tanto de los textos como de las fotos, pertenecen al autor, por lo que está prohibida la reproducción total o parcial sin expresa autorización

AUTOR:  José Enrique González (www.JoseEnriqueGonzalez.com)

Agosto 2.009

Haz clic en una imagen para ampliarla.


La ida:

El Hotel:

   

El hotel es un alarde de diseño y de ecología, todos los detalles están enfocados al ahorro de energía y de hacer uso de las

nuevas tecnologías "limpias".   El vestíbulo, de unos 100 x 40 metros, está acristalado hasta la planta quinta, lo que produce

un gran invernadero climatizado, ajardinado, con fuentes, pequeños lagos y jardineras colgantes desde las plantas superiores,

creando un ambiente limpio, fresco y relajante.  

 

En la zona de bar, se encuentra un espacio circular equipado con diversos

sofas y mesitas que giran lentamente permitiendo la contemplación del gran espacio, así como de la parte de

 actuaciones que amenizan la estancia y la hace muy agradable.

 

 

       

 

Las instalaciones se completan con grandes piscinas, zonas para tomar el sol y con acceso a la playa que, prácticamente, es privada.

Arrecife:

    

Arrecife, capital de Lanzarote desde mediados del siglo XIX, es una pequeña y bella ciudad portuaria, con agradables calles

 peatonales, comercios y todo tipo de servicios.

  Los comienzos de Lanzarote se debieron a los asentamientos de los marineros que faenaban por la cercana costa

 de Africa, asi como de mercaderes que encontraron un cómodo y bello lugar para establecerse.

 En la ciudad viven alrededor de la mitad de la población de toda la isla y, muy próximos a ella, están los núcleos turísticos

mas destacados, como son el de Puerto del Carmen a un lado, y el de Teguise al otro.

 

  En nuestra búsqueda de un restaurante donde degustar la cocina oriunda del lugar, nos encontramos con el

 llamado “Charco de San Gines” que es un lago de agua de mar usado para tener las pequeñas embarcaciones

de los pescadores, cuyas casas se sitúan alrededor del lago, constituyendo las primeras edificaciones de

 Arrecife, y donde se construyó la primera ermita que se transformó en la actual Iglesia de San Ginés.

 

Parque Nacional de Timanfaya:

 

Lanzarote fue la primera isla, de las canarias, que se formó debido a fuertes erupciones volcánicas, las

 cuales sucedieron hacen 18 millones de años.    Posteriormente, en los años 1730 y después en 1824 se

 produjeron nuevas erupciones que cambiaron la configuración física de la isla, y estructuraron el único

 y espectacular paisaje que hoy podemos contemplar, especialmente en el Parque Nacional Timanfaya, donde

la temperatura es muy elevada a muy poca profundidad, a tal punto que hay zonas donde no es posible retener

 en la mano, un poco de picó cogido del suelo.

 

   

 

En pequeñas perforaciones naturales, la temperatura es tan elevada que introduciendo ramas secas, arden a viva llama

 en pocos segundos, y en otras zonas, se ha introducido unos tubos en los que, si se les hecha un cubo de agua, en unos

segundos sale disparada en forma de vapor, formando geiser de una decena de metros de altos.

  En otras aberturas naturales, es tan fuerte el calor que asciende, que es aprovechado

 en el restaurante “El Diablo” para usarlo como barbacoa.

  

 

 

  La excursión:

   

En este Parque Nacional, es posible rememorar el medio de transporte de los antiguos habitantes de la isla, realizando

 un paseo en camello por un itinerario trazado por el Parque.

 

 

 

Así sentí Lanzarote.

IR AL ÍNDICE                                                                          PARA ESCRIBIRME                            

 

AUTOR: José  Enrique González

 

 

contador de visitas
contador de visitas

www.estadisticas-gratis.com