Lanzarote, impresiones de un País. Norte y F. Cesar Manrique

 

 

La propiedad intelectual, tanto de los textos como de las fotos, pertenecen al autor, por lo que está prohibida la reproducción total o parcial sin expresa autorización

AUTOR:  José Enrique González  (www.JoseEnriqueGonzalez.com)

Agosto 2.009


Haz clic en una imagen para ampliarla.


 

Tras haber visitado la parte Sur de la isla, alquilamos un coche para visitar la zona Norte, empezando

por pasear por un Jardín de Captus, con una inmensa variedad de estas plantas grasas, de diversas procedencias,

 y que muchas de ellas estaban en floración, lo que le confiere un atractivo espectacular a esta visita.

El Jardín de  Captus:

 

 

   

 

 

 

 

Los Hervideros:

Se trata de una zona donde, debido a las cuevas y diversas formaciones esculpidas por la erupciones y los ríos de lava

 en su camino hacia el mar, se puede observar como el agua del mar fluye con fuerza y asciende por las oquedades,

 dando la impresión que hierve violentamente pasando por agujeros y cavidades resultando

 un espectáculo impresionante.

 

 

Los Jameos del Agua:

Se trata de parte de un sistema volcánico llamado de La Cueva de Atlántida, formada hace tres mil años por erupciones

 de un volcán llamado de La Corona.    El tubo por donde circuló el magma, es la base para el diseño de esta

 en la que hay una lago natural, con una increíble transparencia, que es donde vive una especie endémica de la isla,

 unos cangrejos minúsculos, albinos y ciegos de origen desconocido.

 Siguiendo el itinerario previsto, también vemos un hermoso jardín con abundante vegetación y una espectacular

 piscina artificial de agua turquesa perfectamente integrada al entorno. Al final de este jameo se ha creado un auditorio

 que posee una extraordinaria acústica, con capacidad para 600 espectadores en el que se celebran

 acontecimientos culturales.

 

 

 

Continuando nuestro recorrido proyectado, llegamos a Haría donde buscamos un restaurante recomendado

 por sus especialidades y pescados.

Haría es un blanco, limpio y pequeño pueblo de cara al mar, y en el que se encuentra un valle llamado

 de las mil palmeras, en el que abundan estos árboles, pero se deduce que hubo muchas mas, pero que desaparecieron

 por causa de un incendio.

  Por la misma causa, sufrieron graves desperfectos tanto el Ayuntamiento como el Juzgado,

 sobre el año 1900.

   Una curiosidad es que  sobre el año 1915-16 se encendió en Haría la primera bombilla y tuvo luz eléctrica

 sobre el año 1928.

   Sin mucha dificultad encontramos el restaurante recomendado y donde sentados ante una cristalera con vistas al mar,

 degustamos varios platos acompañados de papitas arrugá con varios exquisitos mojitos.

   

 

  Circulando por estrechas y ascendentes carreteras, nos dirigimos al mirador del Río, situado a 470 metros

 de altura y desde donde se divisa unas vistas espectaculares, apreciándose en primer plano la isla La Graciosa,

 detrás se encuentran Montaña Clara y el Roque del Oeste y al fondo se logra ver Alegranza, lejos de la vista queda

 el Roque del Este. Desde el Mirador se aprecia la base del risco de Famara y en él, la más antigua salina de la Isla ,

 Salina del Río, explotadas desde la época romana. Es importante mencionar que la denominación de Mirador del Río

 se explica porque el espacio de 2 km de mar que separa Lanzarote de la isla La Graciosa,

 es llamado por los lugareños el Río.

 

Casa Museo de F. Cesar Manrique:

Cesar Manrique es parte de la formación de Lanzarote, contribuyendo con numerosas obras y diseños a tal

 punto, que es difícil concebir la isla sin su obra.

   Se inició en la Arquitectura Técnica, pero su vocación lo llevó a estudiar Bellas Artes, desarrollándolas

 en la ciudad de Nueva Cork  donde triunfa, pero la nostalgia por la naturaleza pura y directa de su

 isla natal, lo hacen volver a Lanzarote donde da riendas sueltas a sus dotes como arquitecto, escultor y paisajista.

 

  

 

 

Donde hoy está la Fundación que lleva su nombre, constituía  su casa, de inmensas dimensiones como

1800 m2. habitables, 1200 m2. de terrazas y jardines mas unos 2900 m2. dedicados hoy a aparcamientos.

El edificio lo desarrolló sobre lo que fue un río de lava fluyendo, y lo situó sobre 5 burbujas volcánicas

 uniéndolas por estrechos pasillos y escaleras, respetando al máximo los elementos que la naturaleza había

 depositado, y esculpiendo los habitáculos, jardines, piscina, etc. Produciendo la integración total de toda la obra

 en el paisaje donde se encuentra enclavada.

  Hoy se encuentran expuestos muchos diseños del autor, proyectos, cuadros y esculturas, pero también se puede

 ver la colección del artista con cuadros de Miró, Tapies, Chillida o Picasso.

 

   

 

 

Trágica fue la muerte del artista, victima de un accidente de tráfico en un cruce donde hoy se encuentra una rotonda

 presidida por una enorme escultura móvil de su propia creación.

Así sentí Lanzarote.

IR AL ÍNDICE                                                                          PARA ESCRIBIRME                            

 

AUTOR: José  Enrique González   

 

 

contador de visitas
contador de visitas

www.estadisticas-gratis.com